Más allá del 2015

[name]
Volumen LI núm. 4 2014

En el informe del Grupo de Trabajo de Composición Abierta de la Asamblea General sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible, presentado a la Asamblea en agosto de 2014, figuraban 17 objetivos y 169 metas que abarcaban una amplia gama de cuestiones relacionadas con el desarrollo sostenible. En este número, Crónica ONU examina con más detenimiento las propuestas de esos Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

Si vamos a fijar un objetivo cero para la pobreza mundial en la agenda para el desarrollo después de 2015, debe ser un objetivo absoluto, y no uno establecido según los umbrales de pobreza nacionales, y el proceso de fijación del nuevo umbral de pobreza mundial debe ser abierto, transparente y participativo.

Las tendencias recientes de la industrialización, la mundialización y la comercialización tienen profundas repercusiones en los tipos de alimentos que se producen, el grado en que se procesan y la forma de consumirlos.

La salud es esencial para el desarrollo humano. Todo el mundo, independientemente de su situación social, considera siempre que la buena salud es prioritaria, y es indispensable que la población esté sana para que la sociedad funcione. Por lo tanto, no es de extrañar que cuatro de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) estén directamente relacionados con la salud.

A medida que avanza el proceso intergubernamental en las Naciones Unidas en Nueva York y en previsión de la aprobación de la agenda para el desarrollo después de 2015 en la cumbre especial de septiembre de 2015, la comunidad educativa internacional está preparando el terreno para apoyar la puesta en marcha de la futura agenda para la educación a nivel nacional.

... pese a los avances logrados en los ODM, sigue habiendo una limitación preocupante en el ODS 5: la falta de un claro reconocimiento de los derechos humanos de las mujeres y las niñas. Este artículo se redacta poco después de haberse librado una amarga batalla por la afirmación de los derechos humanos de las mujeres y el papel de las defensoras de los derechos humanos y los defensores de los derechos de las mujeres en el período de sesiones de este año de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) de las Naciones Unidas.

El acceso a recursos hídricos limpios, potables y seguros constituye un prerrequisito esencial para que las comunidades puedan prosperar. Sin embargo, aunque en los países desarrollados a menudo se den por descontados el acceso al agua y el saneamiento, son muchas las personas en todo el mundo que viven cada día privadas de ese derecho básico.

Las cuatro dimensiones del Objetivo 7 son la asequibilidad, la fiabilidad, la sostenibilidad y la modernidad. Estas dimensiones distintas no son excluyentes, sino que están superpuestas e incluso, en algunos casos, una dimensión conlleva otra.

El Objetivo 8 tiene como fin “promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos”. Para los próximos cinco años está previsto que aumente el desempleo: es probable que en 2019 haya 212 millones de personas más sin empleo y muchas más atrapadas en una situación laboral vulnerable y precaria. Por consiguiente, este objetivo refleja las preocupaciones de los gobiernos y las poblaciones de todo el mundo.

Para alcanzar muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se han propuesto será necesario contar con una infraestructura firme, funcional y sostenible: fuentes de energía fiables, disponibilidad de agua potable, educación, seguridad, servicios sociales y económicos. Todo eso se hace posible gracias a una infraestructura resiliente.

Con respecto a hace 30 años, sorprende el número de países en los que ha aumentado la desigualdad de los ingresos, que, en la mayoría de los Estados miembros de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), está en su nivel más alto desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Nunca ha sido tan importante como ahora contar con un modelo de ciudad. Más de la mitad de la población mundial vive en ciudades y es de esperar que continúe esa tendencia migratoria. De aquí a 2050, más de dos tercios de la población mundial residirá en centros urbanos. Solo en la India, está previsto que se duplique el número de habitantes de las ciudades, cuya población, a lo largo de los próximos 35 años, aumentará en 404 millones de personas.

El Objetivo 12 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) propuestos por el Grupo de Trabajo Abierto de la Asamblea General de las Naciones Unidas consiste en garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles. ¿Por qué este objetivo es imprescindible para el desarrollo sostenible?

Ahora que la Asamblea General de las Naciones Unidas está examinando las recomendaciones del Grupo de Trabajo Abierto sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), es esencial que el Objetivo 14, relativo a los océanos, los mares y los recursos marinos, siga teniendo un lugar fundamental en la agenda para el desarrollo después de 2015.

La lucha contra la deforestación, la degradación de la tierra y la desertificación y la protección de la biodiversidad no pueden tratarse de forma aislada: los ecosistemas saludables son la base fundamental de las actividades de reducción de la pobreza, la agricultura resiliente y productiva y los sistemas hidrológicos que apuntalan el desarrollo y el crecimiento.

El debate mundial sobre el marco de desarrollo que sustituirá a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) está llegando a su fin. Tras dos años de deliberaciones, se está negociando en la Sede de las Naciones Unidas la agenda para el desarrollo después de 2015, que se aprobará de manera oficial en una cumbre de alto nivel que tendrá lugar en septiembre de 2015.

El Secretario General ha manifestado que el 2015 ofrecerá “una oportunidad muy necesaria para integrar la agenda más amplia de las Naciones Unidas con sus objetivos inextricablemente relacionados y mutuamente interdependientes en materia de paz y seguridad, desarrollo y derechos humanos”. Igual importancia reviste la voluntad de considerar la universalidad de las iniciativas y acoger medidas tanto en los países ricos como en los pobres.

En la actualidad hay más personas trabajando en la industria de la energía renovable a nivel internacional que en el sector del petróleo y el gas. De hecho, se estima que en 2012 había 5,7 millones de trabajadores vinculados directa o indirectamente a la industria de la energía renovable, cifra que podría triplicarse antes de 2030. Las inversiones en los bosques o en la agricultura inteligente, y en particular en la agricultura biológica, también pueden contribuir a mejorar la sostenibilidad ambiental, combatir el cambio climático, generar empleo y proporcionar más apoyo a los ODS.