Aspirar a los Objetivos a través del deporte

[name]
Volumen LIII Número 2 2016

Es bien sabido que la actividad física mejora la salud y el bienestar personal, pero los beneficios del deporte para la sociedad son menos evidentes. Este número de la Crónica analiza de qué formas puede habilitar el deporte a las personas y comunidades para construir un mundo más fuerte y armonioso.

Tras 15 años de avances en la consecución de unos Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) que no tenían precedente, el mundo ha centrado su atención en sus sucesores, los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), en un período de transición hacia la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible recientemente aprobada.

Del mismo modo, ningún otro acto puede cambiar las opiniones de tantos millones de personas o incitar a los Gobiernos a crear programas de inversión o aprobar nueva legislación que beneficie a numerosas generaciones de personas con discapacidad.

En nuestro mundo sumamente interconectado e interdependiente, los avances en la salvaguardia de los valores del deporte y el fortalecimiento del deporte en la sociedad requieren cooperación.

Las niñas nacen líderes. Lo que les falta, casi a nivel universal, es igualdad de oportunidades para poner en práctica este liderazgo y desarrollar la resiliencia necesaria para tomar decisiones en la vida política, económica y pública. Está claro que el deporte tiene un papel que desempeñar para dar un giro a la historia del género en este contexto. El deporte desarrolla la resiliencia fundamental necesaria para aventurarse en el difícil contexto del mandato político, público y económico.

El fútbol y otros deportes están ayudando a dotar a nuestros jóvenes de los conocimientos necesarios para protegerse y tomar decisiones informadas sobre su salud, pero tenemos que ir más allá. El mundo tiene que reajustar urgentemente su modo de pensar sobre la salud y el bienestar de los adolescentes. Los jóvenes ya no quieren ser beneficiarios pasivos; se están convirtiendo en agentes de cambio por derecho propio. Pueden actuar como poderosos asociados de los encargados de la formulación de políticas a la hora de desarrollar respuestas eficaces a la epidemia del VIH que tengan base empírica y se haya demostrado que funcionan.

Las mujeres afganas que montan en bicicleta actualmente están pedaleando hacia una revolución. Pueden pasar decenios antes de que normalicen el ciclismo entre todas las niñas, pero con cada pedaleo defienden sus derechos y motivan a otras a hacer lo mismo.

El creciente ámbito del deporte para el desarrollo y la paz, cada vez más institucionalizado, presenta oportunidades considerables para que el mundo del deporte contribuya positivamente a superar las dificultades sociales y ambientales más acuciantes de nuestro tiempo.

La participación de los jóvenes en el deporte para el desarrollo está ganando popularidad y cobrando impulso debido a su valor para promover los conocimientos para la vida y los elementos esenciales de la ciudadanía mundial. Existe un creciente reconocimiento de la eficacia de los programas humanitarios que emplean el deporte como herramienta de intervención y cambio en contextos diversos a nivel geopolítico y cultural.

Junto con los organismos públicos pertinentes, organizaciones internacionales y no gubernamentales, medios de comunicación y otros agentes, la campaña de concienciación pública llevada a cabo con la participación de los jugadores de rugby georgianos ha contribuido considerablemente a un cambio de actitud.

Si las carreras no hubieran tenido el objetivo de recaudar fondos y no hubiese recibido ese abrumador apoyo, no habría corrido más o menos 800 km en las 20 semanas previas a la Maratón ni habría podido terminar la propia Maratón. Comprometerme con un objetivo que afecta a la vida de los demás fue fundamental para obligarme a encontrar el tiempo y la energía para correr entre 40 y 48 km a la semana.

La principal misión de la Jack Brewer Foundation (JBF Worldwide) es ofrecer socorro a las comunidades de todo el mundo que sufren pobreza extrema y hambre, utilizando el deporte como catalizador. Es importante entender que la nutrición y el bienestar son la base del deporte, incorporados de manera que se inculquen estilos de vida saludables, pero también que se reúna a las comunidades en apoyo de un denominador común.

Creo que el deporte puede transformar la vida de todos los niños. La mayoría probablemente no buscará medallas olímpicas, pero aprenderá a soñar, perseguir sus objetivos y contribuir a su familia, su comunidad, su país y el mundo.

El fútbol es el deporte más igualitario. No reconoce fronteras, clases ni orígenes. El FC Barcelona es consciente de la esperanza que genera el fútbol en miles de niños y cómo sus propios jugadores se han convertido en modelos de conducta. Nuestro objetivo no es solo ganar trofeos, sino también influir y participar activamente en cambios estructurales y ayudar a los jóvenes a prepararse para lo que realmente importa en la vida.

La Crónica ONU examina, bajo el tema “Aspirar a los Objetivos a través del deporte”, el papel del deporte en la mejora de la vida de las personas y la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda. Este número de la Crónica analiza de qué formas puede habilitar el deporte a las personas y comunidades para construir un mundo más fuerte y armonioso.