El Instituto de la ASEAN para la Paz y la Reconciliación y su papel en la prevención de crisis

Al abordar la cuestión del papel del Instituto para la Paz y la Reconciliación de la Asociación de Naciones de Asia Sudoriental (ASEAN) en la prevención de crisis, se debe mirar más allá de los límites de su mandato y examinar el asunto en la práctica, aunque sea de manera indirecta. Al hacerlo, conviene no separar la función del Instituto en la prevención de crisis de la singular posición que ofrece su estructura tradicional de gobernanza.

Este Instituto es la institución de la ASEAN que realiza actividades de investigación sobre la paz y la gestión y la solución de conflictos. Como se indica en su mandato, aprobado por los Ministros de Relaciones Exteriores de la ASEAN en 2012, el Instituto se encarga de llevar a cabo una serie de actividades, entre ellas, la investigación, el desarrollo de la capacidad, la creación de un grupo de expertos, el establecimiento de contactos y la difusión de información.

En lo que se refiere a la investigación, el Instituto recopila las experiencias y mejores prácticas de la ASEAN relativas a la paz y la gestión y la solución de conflictos, así como a la consolidación de la paz después de los conflictos. La finalidad de estas actividades de investigación consiste en formular las recomendaciones oportunas a los Estados miembros y órganos de la ASEAN, cuando lo soliciten. El Instituto también tiene el mandato de realizar estudios que promuevan la incorporación de la perspectiva de género en la consolidación de la paz, los procesos de paz y la solución de conflictos, además de estudiar y analizar los mecanismos existentes en la ASEAN para el arreglo de controversias con miras a potenciar los mecanismos regionales para el arreglo pacífico de controversias.

Con respecto al desarrollo de la capacidad, el Instituto celebra talleres sobre la paz y la gestión y la solución de conflictos; sobre el fomento de actividades de diálogo interconfesional; y sobre el desarrollo de conocimientos entre los funcionarios gubernamentales, los investigadores y los centros de estudio pertinentes.

En lo referente a la creación de un grupo de expertos, se prevé que los Estados miembros de la ASEAN utilicen este grupo como personal especializado para actividades de gestión y solución de conflictos, en particular, para la formulación de recomendaciones de política sobre la promoción de la paz y la reconciliación.

En cuanto al establecimiento de contactos, el Instituto tiene previsto actuar como centro de conocimientos forjando vínculos con las instituciones y organizaciones correspondientes de los Estados miembros de la ASEAN, así como con organizaciones similares a escala regional e internacional. Por último, con respecto a la difusión de información, se prevé que el Instituto promueva la sensibilidad y la comprensión acerca de los temas que le incumben.

A la espera del establecimiento de una secretaría permanente, previsto para 2017, el Instituto, por medio de su Consejo Directivo y su Junta Consultiva, ha organizado durante los últimos cinco años varios talleres y simposios, celebrados en Filipinas y Myanmar, que abarcan una gran variedad de temas relacionados con la paz, como por ejemplo, los procesos de paz y reconciliación, el fomento de la participación de la mujer en los procesos de paz y la solución de conflictos, el sufrimiento de las mujeres y los niños en las situaciones de conflicto, y los principios, mecanismos y prácticas de los procesos de paz y reconciliación. Los resultados y las recomendaciones de estas iniciativas se han publicado y difundido entre las correspondientes partes interesadas y sirven para enriquecer el conjunto de conocimientos que sustentan los esfuerzos sobre el terreno de los especialistas internacionales en cuestiones de la paz.

Como se establece en su mandato, el Instituto está formado por un Consejo Directivo, un Director Ejecutivo y una Junta Consultiva. Esta última asesora al Consejo Directivo sobre determinados temas de investigación prioritarios en los que puede centrarse el Instituto. Por otra parte, el Consejo Directivo se encarga de llevar a cabo el mandato del Instituto descrito anteriormente. En la actualidad, 8 de los 10 Representantes Permanentes ante la ASEAN son miembros del Consejo Directivo. Esto sitúa al Consejo Directivo en una posición excepcional, ya que el Comité de Representantes Permanentes ante la ASEAN, con sede en Yakarta, se encuentra en primera línea para reforzar el diálogo y las relaciones de la ASEAN con asociados externos. A fin de conseguir que se actúe en beneficio de la ASEAN en el contexto de sus relaciones externas, el Comité de Representantes Permanentes elabora hojas de ruta sobre cooperación que sirven como guías en la relación entre la ASEAN y el correspondiente asociado externo o en el diálogo. Estas hojas de ruta normalmente adoptan la forma de un plan de acción de varios años de duración en el que se establecen ámbitos estratégicos de cooperación. Actualmente, la ASEAN cuenta con diez asociados en el diálogo, a saber: Australia, Canadá, China, Estados Unidos de América, Federación de Rusia, India, Japón, Nueva Zelandia, República de Corea y Unión Europea. Otros asociados externos son Alemania, Noruega, el Pakistán y Suiza.

Aquí reside la posición excepcional del Consejo Directivo del Instituto. En el pasado, el Comité de Representantes Permanentes (al mismo tiempo que asumía la función del Consejo Directivo del Instituto), en el desempeño de sus propias funciones, procuraba que las esferas temáticas específicas de la paz, la reconciliación y la prevención de conflictos se integraran en distintos planes de acción u otros documentos similares.

Igualmente, al hablar de la función del Instituto en el contexto más amplio de la prevención de conflictos, no es posible separarla del marco de la Comunidad Política y de Seguridad de la ASEAN (CPSA) dentro de la cual presta servicio. El Instituto se estableció de conformidad con una disposición (B.2.2.i) del Plan de la CPSA (2009-2015), de 1 de marzo de 2009, como seguimiento de la Declaración Conjunta de los Dirigentes de la ASEAN sobre la Creación de un Instituto de la ASEAN para la Paz y la Reconciliación, de 8 de mayo de 2011. Es importante señalar que el mandato del Instituto también incluye la promoción de actividades en el marco de este Plan de la CPSA.

El Plan de la CPSA para 2025, aprobado el 22 de noviembre de 2015, junto con planes similares de los pilares económico y sociocultural, ofrece líneas de acción que aspiran a finalizar, en un plazo concreto, medidas clave encaminadas a alcanzar el objetivo de una Comunidad de la ASEAN caracterizada por la cohesión política. Uno de los elementos clave del Plan de la CPSA para 2025 es su objetivo de lograr que la región de la ASEAN sea pacífica, segura y estable. Sobre todo, es a este elemento al que contribuye el Instituto.

El Instituto todavía se encuentra en su etapa de formación. En los próximos años, puede desempeñar un papel importante en la promoción del intercambio de conocimientos y las recomendaciones de política con el fin de contribuir a fomentar la paz y la reconciliación y la prevención de crisis en la ASEAN.