ARTÍCULOS

Bajo el tema “Los hábitos humanos, los hábitats humanos”, en esta edición de la Crónica ONU se ofrecen distintas perspectivas sobre la urbanización sostenible y el futuro de los asentamientos humanos.

Más de la mitad de la población del mundo vive actualmente en ciudades. Según las previsiones, en 2050 la población urbana mundial prácticamente se habrá duplicado, lo que hará de la urbanización uno de los fenómenos más transformadores del siglo XXI.

Recientemente se redactó la Nueva Agenda Urbana, que los gobiernos aprobarán en Quito y en la que se reafirma el apoyo de los Estados Miembros a todos los componentes del Objetivo 11. Las dos partes del documento final, a saber, la Declaración de Quito sobre Ciudades y Asentamientos Humanos Sostenibles para Todos y el Plan de Aplicación de la Nueva Agenda Urbana de Quito, enuncian claramente las tres prioridades que enmarcarán el logro del Objetivo 11 y los aspectos urbanos de los demás ODS y llevarán a la consecución de la urbanización sostenible en los próximos decenios.

La cuestión del futuro de las ciudades no puede disociarse de la de la responsabilidad; esta toma de conciencia colectiva de los problemas que nos afectan a todos debe ser motivo de unión en Quito. Es fundamental que entablemos un diálogo para elaborar un programa común que, a su vez, nos permita afrontar, de forma conjunta y en nuestras respectivas ciudades, las dificultades a las que se enfrentan las poblaciones urbanas del mundo.

En este siglo, la mayor parte de la población mundial vivirá en centros urbanos. Por ese motivo, la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Vivienda y el Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III), que se celebrará en Quito (Ecuador) del 17 al 20 de octubre de 2016, tiene la misión de aprobar la Nueva Agenda Urbana, un documento final orientado a la acción en el que se establecerán normas mundiales de progreso en materia de desarrollo urbano sostenible.

África está considerada como un continente que se está urbanizando deprisa, pero se ha quedado atrás en el debate sobre la urbanización. Según lo expresaron Achille Mbembé y Sarah Nuttall, interpretar el mundo desde África, o inscribir a África en el mundo, o como fragmento del mundo, es una tarea cautivadora y desconcertante (2004).

La frecuencia y la gravedad crecientes de los desastres naturales y tecnológicos en el mundo, especialmente pero no solo en zonas urbanas, sitúa a las ciudades en el centro de los debates entre profesionales y también académicos, lo que plantea cuestiones fundamentales sobre la naturaleza y la sociedad, y sobre el desarrollo y la tecnología. Los desastres evidencian la falta de sostenibilidad de muchas sociedades e indican los diversos grados de los fracasos en el camino del desarrollo.

La historia de la construcción nos muestra que los constructores siempre han sido creativos a la hora de adaptar y optimizar las viviendas utilizando de la mejor manera posible los recursos locales disponibles para atender sus necesidades, al tiempo que han tenido en cuenta las limitaciones económicas, sociales y climáticas.

Para mucha gente de todo el mundo, es sencillamente imposible imaginar la vida sin un acceso fácil al agua potable o a un inodoro, pero la falta de estos servicios básicos sigue siendo una realidad para demasiadas personas en el Sur Global. Si bien es cierto que en los 15 últimos años se ha logrado un cambio transformador en la prestación de servicios básicos en algunos países, millones de personas siguen sin acceso al agua y al saneamiento.

Entre 2005 y 2009, NSDFU creció y amplió su ámbito de actividad, y en junio de 2010 pasó de estar integrada por unos pocos grupos de ahorro con vínculos no muy sólidos a contar con 34 grupos.

Las enfermedades no transmisibles y el cambio climático son dos de los desafíos más importantes del siglo XXI, ya que ambos representan una importante amenaza para la salud y el desarrollo sostenible.

Todas las ciudades son mosaicos irregulares, unidos por la historia, decisiones políticas e iniciativas comunitarias.

Las mujeres y las niñas no son intrínsecamente vulnerables, pero sus condiciones sociales, económicas y políticas las hacen susceptibles a los riesgos y las vulnerabilidades.

Web Special

Octubre 2013

La pobreza suele ser la causa principal de la mala gestión de los recursos naturales y la degradación resultante de los ecosistemas. Las prácticas de ordenación integrada de los recursos hídricos no serán sostenibles si se imponen sobre comunidades que tienen pocas o ninguna alternativa como medio de vida y para la seguridad alimentaria.

В настоящем выпуске представлен широкий спектр мнений, касающихся вопросов по усовершенствованию международной гуманитарной системы, а также анализ ситуации и воспоминания авторов, которым довелось участвовать в операциях по оказанию гуманитарной помощи и по преодолению последствий стихийных и антропогенных бедствий. Выпуск планировался в качестве поддержки целей первого Всемирного саммита по гуманитарным вопросам, который проводился в Стамбуле, Турция, 23 – 24 мая 2016 года.

Ruso